Puede ser una historia larga, pero merece la pena conocer. A finales de los 80 y década siguiente se pretendió hacer un pantano en el río Omaña de León, para dar agua para el riego de una zona llamada Páramo Bajo, (al sur de esta provincia), a quien se le había concedido el riego indebidamente y de manera fraudulenta, previendo dicho pantano en proyecto, en lo que hoy llamaríamos “corrupción”. De no hacerse, -como ocurrió-, el problema creado era inevitable y grave.
Se hicieron los trabajos y estudios previos y el proyecto, aparecido en el B.O.P en febrero de 1992, todo lo hacía aconsejable. Se iniciaron los trámites propios del caso. Los pueblos que serían inundados, con escasos habitantes y con un promedio de edad elevada, pedían que les indemnizaran en proporción al sacrificio que suponía dejar sus casas y lugar de vida.
Los cuatro pueblos que tenían que ser abandonados por ser cubiertos por las aguas del pantano eran: Inicio, Trascastro, La Velilla y Villaceid, este último solo en parte, su población total de los cuatro en aquel momento era de 216 habitantes. En otros pueblos solo ocupaban alguna parte de sus terrenos, en algunos mínima parte, en otros el 50% de su superficie.
Al día de hoy en 2018, los habitantes de esos pueblos previstos serían cubiertos por las aguas del futuro pantano, su población residente, permanentes es de unas 80 personas en total, aun que como se compraron varias casas, por personas de procedencia alejada, aprovechando la circunstancia de muy baratas, se arreglaron para utilizar solo en verano y en fines de semana o como segunda residencia. Sus nuevos propietarios se han empadronado allí, aprovechando también las ventajas ofrecidas por los Ayuntamientos, los empadronados son ahora unos 200, así se evita la despoblación total, a la que ya hubieran llegado sin la propuesta del pantano. Así también se disimula el fracaso de no haber permitido construirle. Los terrenos de cultivo han sido abandonados casi en su totalidad, por lo que el valor es ahora casi nulo.
Surgió en aquel momento del proyecto de pantano la lucha de intereses, de los que vivían en esos diminutos pueblos, en vías de desaparición y los que solo vacacionaban en ellos, o por otros intereses como explicaré.
En ese momento surgió de manera explosiva, la fuerza que siempre ponen los movimientos ecologistas, protestando a que se hiciera el pantano y había alguna propuesta con la reminiscencia antifranquista que lo cultivaba. Hubo protestas y manifestaciones de este movimiento, como yo no había visto antes en aquellos tiempos. No tardé en enterarme quienes eran algunos de los promotores ajenos a los ecologistas. Dos eran muy principales y con autoridad de políticos, que pedían o exigían lo mismo que ahora el Sr. Torra hace en Cataluña, incitar a la protesta, pidiendo que sean fuertes en el asedio, pidiendo “que apretasen”.
No se sorprendan. Uno era un concejal del Ayuntamiento de León, mas tarde llegado a ser Presidente del Gobierno y otro el Alcalde del Ayuntamiento más afectado, por tener más superficie municipal en el futuro pantano.
Cuando ambos políticos, deberían abogar por el pantano, en función del beneficio que aportaba a la región que iba a regar, nos preguntábamos, ¿Qué intereses escondían? Yo por mi condición profesional lo supe de inmediato. El uno por oponerse y apoyar a los ecologistas, ofreciendo soluciones, ¡falsas! Y que algunos las escuchaban con agrado y para él, suponía serían sus próximos votantes, llegado el caso. Cuando poco después el Gobierno le tuvo el partido contrario a él, redobló esa oposición que siguió cultivando. Ese Gobierno mantuvo las iniciativas del anterior, como más convenientes, aconsejables y necesarias.
El otro era el alcalde Pano, porque de ello podía sacar tajada económica. Esas protestas y manifestaciones con altercados muy fuertes, les podían hacer subir el valor de las indemnizaciones de sus propiedades, cierto que ¡se las subió! Lo mismo que ahora el Sr. Torra consigue con esos altercados, para que les lleguen a Cataluña subvenciones millonarias.
En aquella ocasión del Pantano en el río Omaña, viendo próxima su construcción, el Alcalde y su familia, se pusieron a fantasear edificios y negocios que fueran indemnizables, unos invernaderos, adecentar las fachadas de varias casas inhabitables y algún mini-negocio ficticio, para que quienes los valorasen lo hicieran con precios más altos. Se dice que se gastaron entre toda la familia del alcalde más de UN MILLÓN de pts, pensando recibir de indemnización varias decenas de millones de pesetas. Él seguía incitando a la protesta, mientras hablaba con el presidente de Confederación y le mostraba la cara de partidario del pantano, porque le deseaba pero bien indemnizado.
En una excursión de las que nos ofrecían por aquellas fechas en el día del Patrón, la Confederación del Duero, tuve ocasión de hablar con el Sr. Presidente de la misma, el mejor que nunca tuvimos, le pedí poder hacerle un comentario respecto a la oposición que recibían de los ecologistas, hacia ese Pantano del Omaña, le dije: “sepa Sr. De la Guía, que los habitantes y vecinos de los pueblos inundables, están deseando se haga, pero hay quien juega a dos barajas buscando sus propios intereses”, le señalé lo que yo tenía comprobado por hablar con varios vecinos de los pueblos, él “también era conocedor de lo que yo le decía”. Y me dijo: “Ya se había decidido ¡NO HACER EL PANTANO!”, quizá para que fuera el alcalde, que mostraba dos caras, quien se viese perjudicado con su propia estrategia. Entonces pensé yo: “¿Será posible que el interés y egoísmo de un político, haga fracasar un bien necesario para la región?. Pues ¡SÍ! Ahora lo estamos volviendo a ver con el Sr. Torra.
El otro político el Sr. Zapatero, cuando una década después se vio en la Moncloa y le presentaron el gravísimo problema de la falta de agua en la zona del Páramo Bajo para regar, solo lo podían hacer con las escorrentías de los riegos del Pantano de Barrios de Luna, imposible en años de sequía, ese conocimiento le tuvo de los propios regantes del Páramo Bajo y de cómo habían conseguido las autorizaciones para el riego garantizado, le explicaron la jugada que había estado haciendo el propio alcalde, que en las conversaciones les contaba cosas distintas a lo que hacía y pretendía. Él, parece no fue tan consciente, cuando solo pretendía manifestarse y colaborar con los ecologistas. “El Páramo Bajo de León, fue proyectado y autorizado a ser regado, con procedimientos de “corrupción”, ya que lo hicieron y autorizaron los mismos ingenieros de la Comisaría de Aguas, sin que esta -el agua- estuviera garantizada”. Para la firma del proyecto se valían de un ingeniero madrileño, B.S.S. que se lo hacía en su propio gabinete-despacho en Madrid, sin pisar el terreno. ¡Un escándalo ignorado! que obligaba a tener agua pronto, para evitar se conociera. Eso tuvo que considerarlo el Sr. Zapatero para apartarlo de su responsabilidad.
Para que no se conocieran esos hechos, se habilitó traer agua del río Esla, con una elevación enorme y con un coste astronómico, que para reducirlo, hicieron un salto de agua en el canal de los Payuelos cerca de Cistierna, que condujeron con línea eléctrica hasta la elevación en Ardón a 40 Km. Más 25 Km de Canal por el páramo. Pero ese canal no daba suficiente caudal para la enorme superficie de zonas a regar, cubría solo el 40% del caudal necesario, había que buscar aumentar las reservas para garantizarlo.
Cuando el Sr. Zapatero tuvo esa responsabilidad de Presidente del Gobierno y reconoció algunas realidades que en la oposición había negado, hizo lo que ahora hace el Sr. Sánchez, que en aquello que antes dijo, “no es no” ahora se lo vuelve a plantear y lo admite como necesario, (impuestos, tolerancias inconstitucionales, etc). Así el Sr. Zapatero quiso retomar la construcción del Pantano del Omaña, pero no tuvo los apoyos de los suyos, después de su oposición anterior, excepto la del exalcalde Cipriano que quería recuperar el dinero invertido, para aumentar la indemnización. Viendo la gravedad de la situación optó por otras alternativas. Mando se hicieran unos estudios para buscarlas, un equipo de técnicos las encontró, se podían hacer unos mini-pantanos en la zona de Carrizo de la Ribera al lado del Órbigo. Presupuestó para ello 600.000 €. que puso de inmediato a su disposición. Serían de unas capacidades de entre 4 y 6 Hm3. cada uno. En varios valles en los que no había ni arbolado, ni edificaciones, ni viviendas, solo matorral y algunos cultivos y praderas, pero muy escasas. Se hizo a continuación el necesario estudio de impacto ambiental y todo dio positivo, por lo que solo faltaba se asignara presupuesto para realizarlos. En esa espera se estaba ahora, una vez que se consideró era la solución más aceptable.
El pasado 27 de septiembre de 2018, fue nombrada la nueva Presidenta de la Confederación Hidrográfica del Duero, en su discurso de presentación ya dio algunos datos que hacía ver su afinidad con los movimientos ecologistas, pero no se observó nada referido al tema de ¿Cuándo se construirían los referidos mini-pantanos?. Una emisora de radio de León, al dar a conocer su nombramiento, decía: “La nueva Presidenta de la Confederación, ya ha dicho que los mini-pantanos en el río Órbigo en la zona de Carrizo, quedan de momento suspendida su construcción”. Supongo sería expresión manifestada en conversación privada o rueda de prensa, recogida por algún periodista presente. En esa incertidumbre podemos quedar todos los que nos preocupan estos asuntos de los riegos, yo con mis casi 40 años con alguna responsabilidad en los mismos, a pesar de mi edad avanzada, me siguen interesando. Mantengo aun un amplísimo archivo de documentos y pruebas de todo lo que aquí escribo. Cuando en mis últimos años de actividad profesional se los mostré a varios de los Inspectores del Ministerio que me visitaron, quedaron escandalizados de lo que se deducía del material que poseía y les mostré, algunos me les pidieron con insistencia, como yo mantenía mi negativa a entregarlos, obligaron a que fuera la Sra. Ministra Dña. Isabel quien me lo suplicara y por lo que ya les di los originales, quedándome en ese caso con solo fotocopias. Aquello dio lugar al procesamiento judicial de varios ingenieros de la Confederación, -alguno surgido de la investigación paralela que como consecuencia iniciaron ellos-. Quedó al final sobreseído por no ser de la competencia del Juzgado donde se presentó la denuncia y se siguió el procedimiento. Se ordenaba en el auto de resolución, tramitarlo por la vía civil o administrativa. No se hizo tampoco, porque surgirían muchos más implicados y algunos de ellos políticos. ¡¡Quedó sumido en el olvido!! Al no surgir nadie que retomase el caso y recurrirlo.

León – octubre de 2018
Francisco Delgado Sahagún

negandose-al-pantano

Protestas contra los mini-pantanos del Órbigo

Showing 3 comments
  • fradesa@ono.com'
    Responder

    Tengo que añadir, que los ecologistas, una vez conseguido su objetivo no han vuelto a aparecer por allí, no pudiendo ver que la despoblación rural que tanto está perjudicando a la Comunidad de C y L en estos pueblos es total. Unos por fallecimiento, otros por que emigraron, dejaron caer las casas, alguno la mantiene aun que cerrada. Las mejores casas que no necesitaban ser restauradas, algunas se vendieron a extraños que se hicieron vecinos ocasionales. Lo que recibieron por ellas, 3000 € de promedio, fue el 20% de lo que habrían conseguido con las indemnizaciones. De la zona del Paramo Bajo tambien se van por no tener la garantía del agua. Ahora la esperanza en los políticos tambien se les niega. La nueva Administración ya ha hecho suyo el lema de la manifestación de NO, NO Y NO”. Así no se puede seguir, la despoblación SÍ se mantiene, como mas perjuicio para la Comunidad.

  • tamapotes@gmail.com'
    M. Ángeles de Benito
    Responder

    Que maravilloso y revelador relato Paco.
    Es desolador conocer, cómo la ambición y desvergüenza de politiquillos de tres al cuarto, arruinan proyectos que llevarían soluciones y progreso.
    Y, cómo,se evidencie y se ponga en conocimiento delas personas que podrían castigar a estos mafiosos, siempre aparecen implicados otros de mayor rango e influencia que frena los procesos y entierra su corrupción en el olvido.
    Y ésto se repite, una y otra vez, en distintos tiempos y protagonistas. Pero siempre llevando ruina e injusticias a muchos a cambio de satisfacer la ambición de unos pocos.
    Me encantaría publicar tu escrito en mi página.Pero no lo haré a menos que tú me des permiso para hacerlo.

  • anamaria1914@hotmail.es'
    Ana María
    Responder

    ….Ahhhhh¡¡¡ ese….NO, NO, Y….NO¡¡¡…..fíjate Paco que son dos letras lo mismo que el SI……..y, cuantos cambios da en la vida…..decir una cosa o decir otra……

    …No hay en las altas esferas GENTE PREPARADA ni con ganas de solucionar los problemas de verdad…..todo ha cambiado, viviendo y haciendo solamente lo que es mejor para los interesados, pero no para el pueblo de verdad….y, en todo esto, no hay color de ninguna clase, solamente hay intereses propios…pobre sociedad la que se está construyendo y se va dejando como herencia…..

Leave a Comment