Uno de los objetivos de quienes escribimos en La Solana, es mostrar a las nuevas generaciones, lo que se hacía y como se vivía en estos pueblos de Campos, en los inicios del siglo XX, recientemente finalizado.

Hoy me voy a referir a algunas de las ocupaciones o entretenimientos en épocas que no se contaba con las actuales de, la radio, la televisión, la audición de CDs, o la visión de videos o de DVDs, o lo mas amplio de los viajes con nuestro actual y cómodo medio de desplazamos, “el coche” y tantos otros. En los inicios del siglo XX, se leía mucho y se escribía también, en lo primero, los libros acababan deteriorados por el uso, a pesar del cuidado que se tenía con ellos, ya que pasaban de unas manos a otras, pues los libros escaseaban, ahora por el contrario abundan pero se leen poco.

Me referiré a la afición o entretenimiento de escribir, que por cierto se hacía utilizando la pluma metálica y con el tintero, lo cual no era muy cómodo, y con el riesgo de en cualquier descuido surgía el borrón o la mancha de tinta en las ropas que se vestían.

Alguien se preguntará y, ¿de qué se escribía?, – supongo que de muchas cosas, muy en especial en “cartas de amor entre los novios”, práctica totalmente extinguida en la actualidad. Pero también entre amigos se cruzaban misivas de especial afectividad, hoy sustituida por el teléfono móvil.

Me vais a permitir que aquí exponga la “felicitación” con la que Enrique Alvarez Pastor felicitaba a mi padre en plena juventud de ambos y amigos por haber compartido colegio en lo que ellos llamaban “los Hermanos Baberos de la Santa Espina”, provincia de Valladolid. He de señalar que visto el soneto por un. catedrático profesor de literatura catalán, con el que tengo una relación familiar, me dijo encontrar en él un alto y significado valor literario y poético, con tal motivo me pidió le proporcionase mas textos de la obra literaria que pudiera tener este autor Sr. Alvarez.

El referido Soneto de felicitación, en el día del cumpleaños de mi padre le expongo aquí para que se vea incluso la calidad de la letra utilizada por el autor.
Su amigo Isaias quiso corresponder a tan distinguida misiva, y le felicitó en su momento, con otro soneto, que si bien no llega a la perfección poética del recibido, quiere demostrar el interés de adecuar su respuesta y muestra el bonito detalle, por el que dos amigos, usan esos medios para declararse mutuamente, fidelidad de entrega y amistad, no puedo exponer aquí por falta de espacio, en otra ocasión os lo mostraré.

Todo esto queda actualmente resuelto, con dos llamadas por el teléfono móvil o sendos mensajes por el mismo, que requerirán una interpretación especial por el uso y abuso de monosílabos o referencias en clave juvenil.

puerta_del_tiempo

 

Leave a Comment