Se viene observando cómo las autoridades catalanas, secesionistas ¡no cumplen las Leyes! Pero quiero exponer como otras autoridades, en este caso de Castilla y León ¡tampoco lo hacen! Siendo altos funcionarios de la Administración.
Había prometido en mis anteriores escritos, no volver a estos temas, de actuaciones incorrectas de directivos de la Confederación H. del Duero, suficientemente aclarados en mis escritos, pero una flagrante y perjudicial decisión para regantes, ciudadanos y riesgos en caso de incendios, la Confederación Hidrográfica del Duero, este verano de 2018, me ha obligado a volver a señalar su actuación claramente ilegal e imprudente.
Se ha permitido volver a cometer el incumplimiento de la Ley de Aguas, que en su artículo 56 concreta cómo se debe actuar caso de “sequía extrema”. El Tribunal Supremo en Sentencia de 13 de enero de 1998 quedó debidamente aclarado en fallo que resolvía esa cuestión por la ilegal actuación en el verano de 1995.
El caso ahora repetido, es que siendo este un verano de cierta sequía, por su cuenta y sin respetar los procedimientos que marca la Ley de Aguas, confirmando lo establecido por la Constitución, dio la orden a sus guardas de que ¡impidieran el riego! a los regantes del río Torío, de todas las Comunidades de Regantes que derivan el agua del citado río, así como riegos individuales de huertos y praderas, etc. No confiando en que admitieran tal ilegalidad, se les ordenó que procedieran a destruir con maquinaria pesada los azudes de algunas tomas de agua, lo que añade un abuso de autoridad más grave y peor. Como no era legal, les mandaron a los guardas que tenían que trasmitir esa disposición, como hicieron conmigo hace 23 años, sin llevar papeles que les amparasen en esa actuación fraudulenta. No tienen guardas que como yo se nieguen a obedecer, si no lo ordenan por escrito, y si además se muestra ilegal.
Ya lo decía en mi relato anterior nº 24, que ha sido esa la forma de responsabilizar a los subordinados de las ilegalidades que ordenan y cometen sus directivos.
La base está en este artículo de la Ley de Aguas 29/85 de 2 agosto de1985 que textualmente dice:
(sic) Artic.56 “En circunstancias de sequias extraordinarias, de sobreexplotación grave de acuíferos, o en similares estados de necesidad, urgencia o concurrencia de situaciones anómalas o excepcionales, el Gobierno mediante Decreto acordado en Consejo de Ministros, oído el Organismo de cuenca, podrá adoptar, para la superación de dichas situaciones, las medidas que sean precisas en relación con la utilización del dominio público hidráulico aun cuando hubiese sido objeto de concesión”…. Continua el artículo que en su dato más importante está que entrará en vigor, a partir de su publicación en el BOE.
Esta circunstancia ya fue utilizada el 1981. Cuando una gran sequía obligo a que apareciera en el BOE un Real Decreto de fecha 4-12-1981, firmado por el Rey y el Presidente del Gobierno Leopoldo Calvo Sotelo, en el que señalaba los cauces de río que se sometían a aquella disposición y por qué plazo limitado. Decreto este que fue recogido en la nueva Ley de Aguas que se estaba redactando y que fue aprobada en 1985.
Los dirigentes de la Confederación H. del Duero, se han saltado este en el verano de 2018 toda esa Ley y han ordenado a sus guardas que digan a los regantes, que ¡¡PROHIBIDO REGAR!! Y si no lo cumplen, contraten una máquina y les ¡rompan el puerto! Así lo han hecho con varias Comunidades de Regantes.. Sin nada de los trámites que establece la ley, Claro que no se han encontrado con un Guarda Mayor que como yo les conminé a que si no me lo daban por escrito, NO LO CUMPIA, y que el Juez 1º que intervino en la causa, dijo: ¿Cómo expedientan a un guarda sin que la orden se la den por escrito? ¿están locos? ¿Siendo además una actuación ilegal?¨ “Debían pagar ellos la indemnización por incompetentes”. Y me añadió: “Además podía no haberla cumplido aun que se la hubieran dado por escrito, al haber observado era ilegal”. “Yo así la habría cumplido, ya no sería mi responsabilidad”. Ahora me pregunto: ¿y quién indemnizará a los regantes que por no regar sus cultivos en julio y agosto pierdan sus cosechas de maíz, patatas, remolacha, cereal, etc, etc, y los huertos que las familias les tienen para mantener a quienes las componen, ¿QUIEN SE HACE CARGO DE ESE DAÑO OCASIONADO? ¿Son los humildes labradores y ganaderos los que padecerán las arbitrariedades de los gobernantes de la CONFEDERACIÓN H. DEL DUERO?
No puedo olvidar que existe una influencia, injustificada, pero presente en decisiones de los dirigentes de la Confederación del Duero que interviene en estos casos.
En los últimos tiempos han proliferado movimientos que se llaman sociales, de manera pomposa y falsa, que pretenden imponer sus postulados en el gobernar de este nuestro país y les dan normas para ello. Me refiero a los Activistas como animalistas, feministas, movimientos por el LGTB, Mareas y Ecologistas. Estos últimos se imponen a que no se puedan hacer pantanos que evitarían inundaciones, a más de aumentar la producción eléctrica y ampliar riegos y disponer de más agua tan necesaria. A que no se puedan cortar árboles de las riberas o dentro del cauce de los ríos y que entorpecen la circulación del agua en caso de crecidas, hecho que tantos daños ha ocasionado en los últimos años, y esta exigencia de que cuando hay poco agua en un cauce, esta se reserve para la supervivencia de peces y cangrejos, aun que estos sean muy escasos o inexistentes en estos tramos del río Torío, Y ello a costa de que los regantes no puedan disponer del agua que necesitan y al que tienen derecho, con el agravante de que pierden sus cosechas y las praderas para sus ganados. Así se actúa en el momento presente y en la Confederación del Duero, temerosos de las manifestaciones y altercados de estos colectivos y el que los agricultores y regantes no les ocasionan problemas optan por complacer a los primeros. De esto ya tuve experiencia en mis últimos años de actividad laboral.
En el año 1995, vino a dar una conferencia a León el entonces Presidente de la Confederación, Sr. de la Guía, enfatizó mucho en el tema de mantener el “caudal ecológico de los ríos”, alguien le increpó diciendo: “lo ecológico es, se entiende que sin intervención de la mano del hombre, es que en invierno se produzcan inundaciones y en verano se sequen”. El concepto esta previsto para los ríos con reservas por tener pantano, que se cierran en invierno para aumentar el caudal de reservas, pero es obligado soltar el agua necesaria para mantener ese “caudal ecológico”. Pero ¡NO! aquellos que no tienen reservas y para conseguirlo tienen que obligar a que, en tiempo de verano, la dejen de usar los regantes con todos los derechos y prioridades que les concede la Ley y sus concesiones administrativas.
Ya advertí en carta al Sr. Alcalde de León el 11 de enero de 2012, de que la isla que habían consentido se formara en el centro del río Bernesga, frente al Hostal de San Marcos, podía producir por la vegetación de muchos árboles, ahora ya corpulentos y muy altos, la mayor catástrofe de los XX siglos que tiene la ciudad de León. Le decía, si en una enorme crecida del río, derriba esos árboles corpulentos y a 20 m, está el puente romano de San Marcos, al no poder pasarle, se atravesarán en él y la fuerza del agua le destruirá, cosa no ocurrida en XX siglos. Hasta que eso ocurra inundará buena parte de la ciudad. Pocos días después visitaba la zona con el Presidente de la Confederación y la decisión tomada y ejecutada fue abrir dos canalillos a cada lado de la isla que aliviase alguna mayor cantidad de agua, insuficiente en todos los inviernos, y muy peligroso caso de una enorme crecida del río Bernesga, así estaremos con el temor de que ocurra, no sabemos cuándo, pero que habrá lamentaciones cuando suceda. Los árboles allí siguen al día de hoy.

Esto sucede en nuestro tiempo, no se pone remedio a los males y cuando suceden se lamentan con, 3 minutos de silencio, 3 días de luto o banderas a media asta. Así somos los humanos, imprevisores, inconscientes y faltos de sentido común.
No quiero dar ni insinuar los procedimientos que con toda la legalidad tienen los regantes que se ven tan perjudicados con estas actuaciones arbitrarias para que esto no vuelva a suceder. Tienen poder para hacerlo, solo hay que buscar el camino adecuado, oportuno y justo.

León, agosto de 2018

Francisco Delgado Sahagún

1presa-villamoros
2-presa-villamoros

Estas son 2 fotos de la presa (acequia) de Villaobispo de las Regueras, que cruza Villamoros donde están hechas y que muestran cómo ha estado de seca en julio y agosto. Mientras el escaso caudal bajaba todo por el río Torío, que se le veía correr, a parte del caudal que circula subálveo.

Showing 4 comments
  • tamapotes@gmail.com'
    M. Ángeles de Benito
    Responder

    Yo no sé Paco, la capacidad mental de tanta cabeza pensante, a las que tan generosamente pagamos. Son tan escandalosas, vergonzosas e imperdonables sus arbitrarias decisiones que, aún en el caso de , como yo, no tener conocimientos de la materia que tratamos, es tan evidente el abuso y el daño que no queda resquicio de duda de los mismos.
    Ciertamente Paco, me he quedado asombrada con el caso y desolada ante la impunidad con la que estos desalmados toman decisiones, injustas, e ilegales, sin que nadie les ponga coto.

  • fradesa@ono.com'
    Responder

    Cuando en 1995, por motivo de un verano seco, se ordenó prohibir el riego a las Comunidades de Regantes del río Órbigo, yo exigí se me ordenara por escrito, solo se hizo con una llamada de teléfono, “era ilegal”, ¡no lo conseguí!
    No obstante, comuniqué a los regantes lo ordenado desde la Comisaría de Aguas. A quienes me preguntaron, respondí: “yo no denunciaré” si no se cumple con ese aval que me defienda de esa ilegaliad. Los demás vigilantes-encargados del cumplimiento de la Ley, “SÍ DENUNCIARON”. Sé de algunas Comunidades que llegaron a pagar multas de 82.000 pts. En mi demarcación no pagó ni dejó de regar nadie. Propagaron por la zona, que lo sucedido fue provocado por un funcionario revelde y desobediente. Justificándolo con el expediente disciplinario..
    En este año 2018 en el río Torío, como saben de esa imposibilidad de atajarlo “denunciando” han optado por ordenar se rompa una parte del puerto,(azud) de las tomas de agua, así la denuncia debería ser invertida, los regantes denuncar a “los guardas” ejecutores del atropello, que les destruyeron su propiedad.
    Tampoco les ofrecieron órden escrita a ellos ni a los regantes.

  • tamapotes@gmail.com'
    M. Ángeles de Benito
    Responder

    Total , que han pasado la patata a los guardas, haciéndoles responsables y culpables de los abusos e ilegalidades de sus jefes. Y ellos, en su ignorancia, se han metido en un conflicto que no les correspondía

  • anamaria1914@hotmail.es'
    Ana María
    Responder

    …Pues en la forma que funciona la meteorología hoy en día ….que mucha maquinaria, pero aciertos no los tienen claro……si llueve en demasía, cuantos enfados debes coger…..lástima no salgan personas que sepan trabajar de verdad, pero….de verdad de la buena, antes cuantas veces uno (hablo por mí)….cogía el trabajo como si fuese suyo donde trabajaba……no todo el mundo tampoco no te pienses……pero hoy en día trabajar hincando el codo, y, a veces hasta sin cobrar si había algo por terminar…..cuando se cuenta te miran con cara de hasta no creérselo……

Leave a Comment